FunKube Magazine

Dic8

0 Comentarios

poster-full_official-1La Segunda Guerra Mundial es un tema recurrente en Hollywood, aunque pocos de los productos cinematográficos que la tratan son realmente memorables; en los últimos años quizá la excelente Cartas desde Iwo Jima (2006) de Clint Eastwood puede llegar a ese nivel. Pues bien, este año una de las grandes películas de la temporada invernal es un fresco de la que quizá es otra de las grandes batallas en el escenario del Pacífico: la batalla de la isla de Okinawa, el último territorio que el ejército de los Estados Unidos conquistó antes de decidirse a lanzar las bombas atómicas, en un intento de evitar sangrantes batallas para los aliados como fueron, sin ir más lejos, Iwo Jima y Okinawa.

Al mando de las operaciones se sitúa Mel Gibson (Braveheart), quien tiene un amplio historial en la dirección de películas épicas, que llegan al espectador y que son muy exitosas, y a veces también controvertidas. No es éste último el caso de Hasta el último hombre, en la que Gibson no actúa.

El film es una recreación de la historia del soldado estadounidense Desmond Doss, un hombre fervientemente religioso que se alistó para ser un soldado médico, pero a la vez siendo un objetor de conciencia que respetaba su juramento de no tocar un arma. Doss sobrevivió en el infierno de una de las peores batallas de la Historia sin tocar un rifle, y fue el primer soldado de los Estados Unidos en recibir la Medalla de Honor sin disparar una sola bala.

Gibson, un hombre muy religioso a su vez, parece haber puesto especial empeño en esta historia y el resultado es una excelente película amén de entretenida para los espectadores. El film es muy completo, con momentos para todo tipo de cine, por supuesto el bélico y épico copan la mayor parte de la historia, pero, por ejemplo, los primeros momentos del entrenamiento militar son sumamente ingeniosos y divertidos, particularmente gracias al excelente concurso del sargento que interpreta Vince Vaughn (Cuestión de pelotas), un actor con una amplia trayectoria en el cine cómico que sirve deliberadamente y con sumo éxito ese propósito en Hasta el último hombre.

El resto del reparto no desentona en absoluto, con Andrew Garfield (El increíble Spiderman) encarnando a Doss y liderando un reparte en el que también luce Sam Worthington (Avatar). Sorprende para bien la turbadora actuación de Hugo Weaving (el villano de la saga Matrix) como el alcohólico y maltratador padre de Doss.

0 Votar

No hay comentarios

No comments yet.

RSS feed for comments on this post.

Leave a comment

RSS
 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.