FunKube Magazine
  • The Walking Dead
  • Feb13

    2 Comentarios

    Han pasado 108 días –no puedo evitar acordarme del número “mágico” de Lost– desde que nuestros zombies hicieran acto de presencia por última vez en la pequeña pantalla. Desde entonces, poco hemos sabido sobre estos tiernos infectados. Quizás hayan aprovechado para mejorar aún más su forma física -sólo hay que ver lo agiles que se volvieron respecto a la primera temporada- y nos encontremos a unos zombies atletas. O tal vez se hayan cansado de aguantar tanto dialogo y han decidido fumar la pipa de la paz convirtiéndose en vegetarianos.

    Sea como fuere, lo que sí que sabemos es que la aparición de Sophia en el granero como final de episodio nos dejó a la mayoría con el culo cuadrado y con una pregunta por contestar; ¿cómo llegó la niña al granero?  Veremos si Nebraska, el nuevo capítulo de The Walking Dead nos aclara algo.

    Los primeros minutos nos sitúan en los momentos posteriores a la masacre “granjera”, donde no ha quedado ni el apuntador zombie y la tensión se puede cortar con un cuchillo. Más que con un cuchillo, con una guadaña, ya que es el instrumento elegido por la implacable Andrea para rematar a la zombiemujer de Hershel. Tras casi un minuto de silencio sepulcral, Shane, ese hombre al que los pantalones le quedan cada vez más prietos, acusa a un compungido Hershel de haber ocultado el paradero de la pequeña Sophia. La cosa se pone tan caliente que Maggie se ve “obligada” a cruzarle la cara Shane, quien parece haber adquirido el papel de gallito de corral estreñido.

    Posteriormente se producen una serie de conversaciones breves entre los supervivientes.  La primera entre los cada vez más enamorados Glenn y Maggie, quienes parecen incapaces de manejar con claridad sus sentimientos.  Su historia de amor se podría llevar a la gran pantalla con el título de “Amor en tiempos de apocalipsis”. Carl y Lori –la primera mujer en tener un embarazo hacia dentro- mantienen también una conversación en la que descubrimos que Carl ha pasado de ser un niño inocente a convertirse en un niño racional y con cierta sangre fría. Y para sangre fría la de Shane, que ha encontrado en Dale a su saco de los golpes, volviendo a plantarle cara sin motivo aparente. Querido Shane, sabemos que la presencia de Dale te incomoda pero también sabemos el porqué.  Dale es el único que sabe cómo eres y de lo que  eres capad, y eso querido amigo, es una gran amenaza para ti.

    Volviendo al escenario de la masacre, veremos cómo entierran a Sophia y a parte de la familia de Hershel, en lo que será el funeral menos protocolario visto jamás, ya que ni siquiera Carol asiste. Para ella, Sophia murió en el bosque y es allí donde se refugia a la hora de sacar la rabia. ¿Y es que quien le mandaría a la niña salir del matorral? Estos niños cada vez salen más rebeldes.

    A pocos metros de allí, somos testigos del apoyo a Shane por parte de Andrea y T-Dog, incluso éste último afirma que la matanza era la mejor opción, ya que él no quería zombies en su patio. ¿Es que nadie le ha explicado a este señor que ese no es su patio, sino el patio que han robado a Hershel, ese señor al que no han parado de complicarle la vida?

    La parte más interesante del capítulo se produce en el bar del pueblo (como en casi todos los pueblos) y  donde Hershel se da al alcohol para evadirse de todo lo sucedido. Glenn, que se mueve más que una compresa sin alas, acompaña a Rick hasta el bar con la intención de traer a Hershel  de vuelta a la granja.“There is no hope, and you know it now, like I do, don’t you?” Pero vayamos por partes.

    En la granja, la hija pequeña de Hershel está en estado de sock tras lo visto y es entonces cuando una preocupada Lori -acostumbrada a que los hombres acepten sus ordenes sin decir ni mu- intenta convencer a Daryl de que vaya al bar del pueblo en busca de Rick, Glenn y Hershel . Pero Daryl no está hecho de esa madera y no se anda con muchos miramientos al decirle que él no es el perro de nadie y que está más que cansado de ser el único en involucrarse. Razón no le falta al hombre.

    Llegados este momento, algunos nos daremos cuenta de que no teníamos que haber visto los videos promocionales de la segunda temporada, ya que sentimos la palabra spoiler retumbando alrededor nuestro. Los astros se alinean y Lori, decidida como ella sola, opta por ir a buscar a los hombres al bar (mira que suena a anticuado) y realiza el viaje en coche más corto de la historia tras atropellar a un amigable zombie que había salido a dar un paseo por el monte. El coche vuelca como lo haría en una de las películas de la saga Jungla de Cristal, desconociendo el estado  en el que ha quedado Lori pero si en el que ha quedado el  coche.

    Volviendo al bar, Rick intenta hacer entrar en razón a Hershel, quien está para que le paren en un control de alcoholemia. “No hay esperanza, y tú lo sabes ahora, como yo, ¿no?” -Herschel les suelta mientras agarra con fuerza la botella de alcohol. Es entonces cuando dos tipos con cara de pocos amigos entran en el bar rompiendo el momentazo filosófico de Hershel.  Dave es el líder, un tipo que parece tenerlo todo bajo control y Tony, es un impaciente hombre entrado en carnes  al que se le ve venir a kilómetros.  Aunque la charla inicial promete, la cosa se pone tensa, hasta tal punto que Rick se ve obligado a demostrar quién es el sheriff del pueblo, disparándoles con la única intención de salir vivos del bar. Resulta curioso que en un mundo en el que los muertos son la amenaza, los vivos sigan empeñados en matarse. A destacar la facilidad de Glenn para meter la pata en todas las situaciones, la misma que Hershel para devolver su tasa de alcoholemia a 0,0.

    Tal y como muchos esperábamos, Nebraska sigue manteniéndose fiel al ritmo de la serie, mostrando pocos zombies y muchos conflictos personales.  A recalcar la evolución de los personajes hacia lo oscuro, así como las siempre elaboradas escenas en las que los supervivientes interactúan con los zombies.  Está claro que The Walking Dead es una  serie de calidad pero puestos a pedir, pediría un ritmo más ligero, en el que los silencios no ocupen tantos minutos y en el que la interacción con los zombies sea más constante. Por pedir que no sea.

    ¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo? ¿Qué rumbo creéis que tomarán el resto de episodios?

  • Dic9

    2 Comentarios

    Si os gusta la temática zombie y sois seguidores de The Walking Dead, puede que os interese este artículo. A muchos se nos va a hacer larga la espera de los nuevos capítulos de la serie, así que ¿qué mejor que aportar otras alternativas apocalípticas?

    Dead Set

    Tuve la oportunidad de ver esta miniserie inglesa hace un par de años y la verdad es que resulto ser toda una joyita del género.

    “Imagina que eres uno de los concursantes de Gran Hermano. Por fin has conseguido entrar en la ansiada casa, la que te dará el protagonismo suficiente como para vivir acomodadamente al salir de ella. No te llevas muy bien con tus compañeros y la convivencia empieza a ser insoportable, pero no importa porque al salir de allí tendrás mucho dinero y podrás hacer “bolos” en lo que todos gritaran tu nombre. Haces planes de futuro –un coche nuevo, una casa donde poder hacer escandalosas fiestas, viajes y más viajes a lugares exóticos- pero hay algo que no te han contado y de lo que no eres consciente. Fuera de la casa de Gran Hermano se ha desatado una invasión zombie, es decir, el mundo como lo has conocido ha dejado de existir para convertirse en un mundo post-apocalíptico.”

    Dead Set nos muestra en clave de terror y humor el mundo zombie desde la variopinta perspectiva de unos ficticios concursantes del famoso reality show. Además de ser participes de los intentos de supervivencia de los habitantes de la casa, también veremos qué ha pasado en el exterior, todo ello desde una acida critica al mundo de la televisión y todas las miserias que se esconden tras ella. La miniserie – no apta para estómagos sensibles- consta de cinco episodios y fue nominada a los premios BAFTA. Ver tráiler de Dead Set

    Leer más | Comentarios

  • Dic5

    0 Comentarios



    Hoy es un día algo gris para los seguidores de  The Walking Dead. Hoy no habrá nuevo capitulo, no habrá zombies en nuestra pequeña pantalla, ni tampoco grupo de supervivientes que luchen contra ellos. En días como este se echa de menos incluso a personajes como Shane y Andrea. Y es que el fenómeno zombie se detiene hasta febrero debido al famoso parón que utilizan las cadenas para recoger sus resultados.  Mientras tanto, hay que mirar el lado positivo y pensar que la emisión de los nuevos capítulos está  a la vuelta de la esquina. Entre la cena de empresa, la celebración de la Nochebuena, las uvas de fin de año y la carta a los Reyes  Magos (en mi caso al Olentzero), nos ponemos en febrero en un abrir y cerrar de ojos.

    ¿Qué no os he convencido? Pues entonces ¿qué os parece si os digo que hoy tenéis la oportunidad de ver un documental relacionado con la serie? Os hablo de Desmontando The Walking Dead, un documental de producción propia que emitirá hoy la Fox  a partir de las 22:20.

    Con entrevistas a Robert Kirkman (el escritor del cómic), Andrew Lincoln (Rick) y Laurie Holden (Andrea), pretenden mostrarnos lo que ha significado el fenómeno zombie en el mundo, usando también “la experiencia zombie” de  Santiago Segura, Amaia Salamanca, Félix Gómez, Alaska, Mario Vaquerizo, Rossy de Palma, Francisco Rivera, Míchel, Ariadne Artiles, Cristina Tossio, Laura Sánchez, David Delfín y Antonio Carmona, quienes hace unos meses tuvieron la oportunidad de promocionar la segunda temporada mediante un calendario.

  • Nov28

    8 Comentarios

    ¿Qué es un zombie? Si algo hemos aprendido con The Walking Dead es que los zombies son potencialmente peligrosos pero lentos –en esta nueva temporada no tanto- y bastante tontunos. ¿Se asemeja esta descripción con la imagen que se tiene de ellos? Lo cierto es que los zombies, al estar muertos, no respiran, no tienen sistema circulatorio, se pudren y sólo tienen una región activada en el cerebro. Ésta región domina los instintos primitivos, como puede ser el buscar comida, a pesar de la escasa coordinación (el post morten les obliga a tener esta rigidez en el cuerpo).

    Volvamos a lo que nos acontece. Tras el visionado del séptimo capítulo de The Walking Dead hemos llegado a dos conclusiones; uno, que para poder ver el próximo capítulo –titulado Nebraska– tendremos que esperar hasta el 12 de febrero de 2012; y dos, que los últimos minutos del episodio son de los que te dejan con cara de…zombie.

    Pretty Much Dead Already – título premonitorio- comienza mostrándonos a un Glenn indeciso. Sabe lo que sabe pero no sabe si debe contarlo. Se encuentra en la encrucijada de contarlo y defraudar a Maggie o de no contarlo y tener que aguantar las miraditas de Dale. Finalmente, y acompañado por un silencio sepulcral, decide soltar la frasecita de “hay zombies en el granero”. Las caras de los miembros del grupo son un poema. Una vez recuperado el riego sanguíneo, discuten sobre el tema; ¿qué hacer con los zombies del granero? ¿qué hacer con la búsqueda de Sophia? Es entonces cuando Shane se corona como el anti-héroe más desagradable sobre la faz de la tierra (sus muecas de serie B tampoco ayudan). Queda claro que su comportamiento no va a traer nada bueno a lo largo del capítulo.

    Mientras tanto, vuelve a escena Daryl, quien antes de volver a adentrarse en el bosque, recibe la visita de Carol en el establo. Carol le muestra su agradecimiento en una escena en la que el cariño parece surgir. Volviendo al corrillo de marujas, nos encontramos a Dale… pero esperad, algo ha cambiado en él, ¿qué es? ¿acaso ha aprendido a no meterse en los asuntos de los demás? ¡No caerá esa breva! El único cambio en Dale es que sale durante todo el capitulo sin su fiel sombrero. Dentro de la caravana se encuentra con Andrea, a quien intenta llevar por el buen camino. Demasiado tarde para alguien que se ha convertido ya en una sanguinaria seguidora de Shane.

    En la granja, Rick no deja a Hershel ni comerse el melocotón en almíbar. Discuten acaloradamente sobre los zombies del granero y sobre la permanencia del grupo en la granja sin llegar a nada en claro. Por un momento me pongo en el lugar de Hershel, ese señor bonachón que se ve obligado a operar a vida o muerte a Carl, que no obtiene el agradecimiento de un grupo que consume sus víveres, que ve como unos extraños intentan imponer sus propias reglas en un terreno que es de él y su familia. Si el señor Hersel quiere mantener a su familia y vecindario zombie en el granero, ¿qué problema hay? Si no os gusta os vais, que bastante ha hecho el señor por vosotros, panda de desagradecidos.

    Pero no, la cabeza no les da para eso, sólo para hablar de cosas “superficiales” en un mundo post-apocalíptico. Dentro de esas cosas superficiales podemos encontrar el hecho de que Rick le cuente con total normalidad a Shane que Lori está embarazada. Es entonces cuando vuelven las caras de Shane, sobre todo tras la acalorada conversación que mantiene con Lori, donde más o menos viene a decirle que él sería mejor padre y marido que Rick, agarrándose al hecho de que él ha salvado la vida de Lori más veces. Conversaciones de instituto…

    Leer más | Comentarios

  • Nov22

    6 Comentarios

    Si algo hemos aprendido a lo largo de dos temporadas de The Walking Dead es que los zombies y los supervivientes no son los únicos protagonistas de la serie. En los últimos capítulos los protagonistas absolutos han sido los secretos que van acumulando nuestros personajes y que terminan por estallar en Secrets, un titulo que le viene a la perfección a este sexto capítulo.  Y es que el viejo dicho de “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” nunca ha tenido tanto sentido como hasta ahora.

    Hagamos memoria de todos los secretos que se han ido acumulando a lo largo de los episodios. Si elaborásemos un ranking o un “top five” en este caso, tendríamos que incluir; el breve romance entre Lori y Shane, el embarazo de Lori, la verdadera razón por la que Otis murió,  el reciente romance entre Glenn y Maggie y cómo no, la existencia de zombies en el granero de la encantadora familia Green. Por desgracia para nuestros supervivientes, la mayoría de los secretos saldrán a la luz a lo largo del capítulo.

    El capitulo comienza con Patricia -mujer del difunto Otis– llevando a escondidas unas gallinas al granero, con la sana intención de alimentar a los hambrientos zombies. Como no, me surgen algunas preguntas. ¿Los zombies necesitan alimentarse para seguir “vivos”? ¿Qué sentido tiene el tema de la alimentación si en realidad están “muertos”? Si es así, ¿van a saciarse con un par de gallinas? Dudas existenciales como podéis ver.

    Mientras tanto, descubrimos a la persona menos aconsejable a la que contarle un secreto; Glenn. Aprovechando que el grupo y parte de la familia Green deciden poner a prueba su puntería ayudados por el tutor más trastornado de todos –ShaneGlenn decide quedarse en la granja y contarle a Dale sus dos pequeños secretos. Vaya par de marujas. De golpe y porrazo le cuenta que en el granero habitan zombies y que la familia Green está al tanto de ello. Pero al parecer sus ganas de compartir secretos le superan y decide hablarle del embarazo de Lori.

    En el bosque veremos cómo Carl, quien ha decidido no quitarse el sombrero de su padre ni para dormir, practica su puntería con la ayuda de una pistola. Pero la que consigue llamar la atención para sorpresa de una servidora es Andrea, quien apunta maneras en el arte del disparo con arma. Shane se muestra tan sorprendido con el descubrimiento que decide darle un “clase particular” para expertos, clase que no supera y que  consigue sacar la parte menos amable de Shane. Se respira tensión de la buena entre estos dos. Y todos sabemos cómo acaban este tipo de tensiones.

    Sin esperarlo llega ese momento en el que todos conseguimos odiar un poquito más -si es que cabe- a Lori. Ésta se entera de que Rick le ha ocultado que Hershel desea que el grupo abandone la granja y ni corta ni perezosa le espeta en toda la cara un “¿cómo has podido esconderme algo así?” ¿Pero es que no se le cae la cara de vergüenza a esta muchacha? Alguien debería de informarle de que ella ha escondido cosas bastantes más impactantes como su relación con Shane o su embarazo.

    Por otro lado, Dale, a quien los secretos contados por Glenn parece que también le arden en las manos, decide tener una charla con Hershel, a quien explica que conoce su secreto. Es entonces cuando Hershel  -con el saber estar al que nos tiene acostumbrados y que da cierto miedo – le aclara que ellos no matan a gente enferma, llegando a comparar a los zombies con los esquizofrénicos. También esclarece que entre esos zombies se encuentran su mujer e hijastro, además de varios vecinos.A todo esto, el protagonismo obtenido por Daryl en capítulos anteriores, se ve reducido a escasos segundos en este nuevo episodio.

    Glenn, empeñado en conseguir el título a la mejor persona, decide ayudar a Lori con un pequeño favor.  Junto con Maggie, vuelve al supermercado/farmacia en el que estuvieron hace poco. Ésta vez dejan de lado los juegos sexuales con la intención de encontrar lo que Lori necesita, que no es otra cosa que unas píldoras abortivas. El excesivo silencio en la tienda hace que intuyamos la aparición del primer zombie del capítulo. El zombie ataca a Maggie, pero Glenn  consigue salvarla tras destrozar al zombie con la ayuda de un tablón. Resulta curioso ver como a los supervivientes cada vez les cuesta menos acabar de manera salvaje con los zombies. Los dos consiguen salir de allí con vida pero a Maggie le canta la mala leche a kilómetros, y es que recordemos que casi muere por las píldoras de Lori. Pero no voy a cebarme más con la mujer, ya se encargará Rick más adelante.

    Si Glenn y Maggie no consuman, ya tenemos a otros que lo hacen. Shane y Andrea inspeccionan un pueblo cuando son acechados por unos cuantos zombies. Es entonces cuando la torpe Andrea se convierte en una prometedora tiradora, consiguiendo abatir a varios zombies sin problemas. Ya en el coche, y con la adrenalina por las nubes, Andrea decide romper la tensión entre los dos mediante sexo salvaje (esto último lo intuimos por el arranque). Cuando llegan a la granja, Dale, ese señor capad de oler los secretos a millas, se percata de que ha pasado algo entre Shane y Andrea e intenta convencer a Shane de que abandone el grupo, haciéndole ver que él no se cree su versión sobre la muerte de Otis. Mal hecho teniendo en cuenta que Shane decide amenazarlo como el sólo sabe hacerlo.

    El capitulo se aproxima a su final y es entonces cuando vemos como Lori es incapaz de actuar con claridad (una vez más). Sin haberle contado nada a Rick sobre su embarazo, decide tomarse las píldoras abortivas para posteriormente vomitarlas. Pero Rick encuentra el envoltorio de las píldoras y es entonces cuando se produce la primera gran bronca entre la pareja. Él le echa en cara el haberle mentido y finalmente en un acto de sinceridad ocurre lo impensable; Lori le cuenta que tuvo un lio con Shane mientras este estaba en coma en el hospital. Rick parece aceptarlo bastante bien pero está claro que algo así acabará saliendo más adelante en forma de bomba dañina.

    A pesar de que el capitulo se me ha hecho corto, confieso que no veo un gran avance. Estamos a un capitulo del parón de temporada y tengo la sensación de que todavía seguimos en el primer episodio. Las tramas personales están muy bien y las muertes de los zombies cada vez son más elaboradas, pero me gustaría sentir que los supervivientes avanzan algo más. ¿Qué os parece a vosotros?

 

You need to log in to vote

The blog owner requires users to be logged in to be able to vote for this post.

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.